PEDRO

“HUMILLAOS, PUES, BAJO LA PODEROSA MANO DE DIOS, PARA QUE ÉL OS EXALTE CUANDO FUERE TIEMPO.”

1 PEDRO 5:6

Pedro, de ser un péndulo entre lo valiente y lo cobarde pasa a ser de voz potente y atrevido para llevar el mensaje sobrenatural del evangelio, llegando a ser una roca, eso lo convierte en un ¡HEROE DE VERDAD!

El nombre de Pedro significa “piedra”. Fue hermano de Andrés e hijo de Jonás (o Johanan). Natural de Betsaida, se le presenta como tosco pescador. Se le menciona más veces que a cualquier otro personaje del Nuevo Testamento, aparte de Jesús. Era un hombre fácil de amar, con un gran corazón, con un gran entusiasmo que no conocía límites: Solo tenía aristas demasiado rugosas en su carácter, razón por la cual Jesús lo talló como a ningún otro discípulo, pues oscilaba como un péndulo entre la valentía y la cobardía en momentos importantes. Negó a Jesús en los días de la crucifixión (Mateo 26:73-75) y luego en los Hechos de los Apóstoles es el personaje sobresaliente y líder apostólico predicador ante grandes multitudes en Pentecostés (Hechos 2:14-40). Ese Pedro de voz potente atrevido con sus palabras, que habla con desparpajo, ahora aconseja a las esposas “a vivir con una belleza incorruptible, la de un espíritu suave y apacible” y a los esposos a tratar a las esposas con consideración y respeto. El hombre que le cortó la oreja a un guardia por defender a Jesús (Juan 18:10) ahora aconseja sumisión a las autoridades (1 Pedro 2:13). Pedro protestó cuando Jesús predijo que moriría (Marcos 8:32) y ahora con toda solemnidad elogia el sufrimiento de Cristo y lo presenta como ideal (1 Pedro 2:20-24). Con el tiempo, las arenas movedizas de la personalidad de Pedro se solidificaron hasta llegar a ser tan sólidas como el granito. Pedro finalmente se ganó el sobrenombre que Jesús le había dado años antes; “la roca” (Mateo 16:18) y cuando instruye a los creyentes a mantenerse firme en la verdadera gracia de Dios (1 Pedro 5:12) uno capta que Pedro ha aprendido por dura experiencia las lecciones que ahora transmite a los demás y se hace evidente que “sobre esta roca edificaré mi iglesia y las puertas del hades no prevalecerán contra ella” (Mateo 16: 16-19).

CUALIDADES: Impulsivo, Apasionado, Compasivo, Valiente, Fiel, Firme.