JOSÉ

“VOSOTROS PENSASTEIS MAL CONTRA MI, MAS DIOS LE ENCAMINÓ A BIEN, PARA HACER LO QUE VEMOS HOY, PARA MANTENER EN VIDA A MUCHO PUEBLO.”     

GÉNESIS 50:20

José, se sometió a los tratos de Dios, en medio de tantas circunstancias adversas, nunca dejó de confiar en Jehová y en Él esperó. El aferrase a Dios como su única fuente de sabiduría e inteligencia lo convierten en un ¡HÉROE DE VERDAD!

José fue hijo de Jacob y Raquel, nieto de Isaac. Jacob amaba a José más que a los hermanos de éste, por ser el hijo de su ancianidad, y le dio una túnica de muchos colores. José tuvo dos sueños que insinuaban que su familia se arrodillaría ante él. Celosos y enojados por los sueños, los hermanos que lo odiaban, idearon maldades en contra suya. Lo vendieron como esclavo por veinte piezas de plata (Génesis 37:28). Pero José confiaba en Dios y no consintió en pecar; el Señor lo acompañó y llegó a ser intérprete de los sueños de Faraón en Egipto. José predijo un tiempo de siete años de abundancia y siete años de hambruna. Satisfecho con José, Faraón lo nombró gobernador de Egipto y en los años de abundancia almacenó los excedentes de alimento. Los hermanos de José llegaron desde Canaán a comprar alimento durante el hambre. Él perdonó a sus hermanos y los trató bien; Jacob se reunió con ellos en sus últimos años, y la familia volvió a estar junta (Génesis 47:31).

CUALIDADES: Humilde, Maduro, Sabio, Inteligente, Hombre con Discernimiento, Prudente, Temeroso de Dios, Fiel, Paciente.