ISAÍAS

“DESPUÉS OÍ LA VOZ DEL SEÑOR, QUE DECÍA: ¿A QUIÉN ENVIARÉ, Y QUIÉN IRÁ POR NOSOTROS? ENTONCES RESPONDÍ YO: HEME AQUÍ, ENVÍAME A MÍ.”

ISAÍAS 6:8

Isaías, por su sabiduría en llevar el mensaje que de un reino caído habría de surgir uno nuevo en el cual reinaría Dios y no cambiar su mensaje con tal de encontrar favor de la gente lo hace un ¡HEROE DE VERDAD!

Isaías, su nombre significa en arameo “Jehová El Salvador “. Hijo de Amos, pertenecía a una familia de alta posición social, según lo demuestra el acceso que tenía a la corte y al rey. Llegó a ser predicador de la corte, se casó y tuvo dos hijos. El capítulo 6 del libro de Isaías cuenta su llamado al oficio profético, en el cual se mantuvo activo aproximadamente del 740 al 700 A.C. Aceptó este llamamiento aun cuando sabía que habría de ser trabajo estéril. Contaba con la seguridad que Dios le daba, de que del reino caído habría de surgir uno nuevo en el cual reinaría Dios. El profeta no minimizó su mensaje con tal de encontrar favor con la opinión pública, dijo palabras duras y se mantuvo firme señalando los cambios que tenía que hacer el pueblo. Se movió en los círculos de la realeza, no consintió lo que políticamente era incorrecto. A veces quedaba solo y siempre les advirtió a los reyes que confiar en el poder militar, en las riquezas o cualquier otra fuerza que no fuera Dios, los llevaría al desastre. Murió durante el reinado de Manasés. Es el profeta de Israel mejor conocido, especialmente por sus pasajes mesiánicos (Isaías 40, 52 y 53).

CUALIDADES: Sabio, Integro, Valiente, Honesto, Decidido.