ELÍAS

“RESPÓNDEME, JEHOVÁ, RESPÓNDEME, PARA QUE CONOZCA ESTE PUEBLO QUE TÚ, OH JEHOVÁ, ERES EL DIOS, Y QUE TÚ VUELVES A TI EL CORAZÓN DE ELLOS.”

1 REYES 18:37

Elías, profeta osado, retador, poderoso en palabra y hechos, conocedor de la lealtad y poder sobrenatural de Dios, lo convierten en un ¡HÉROE DE VERDAD!

Elías tisbita, su nombre en arameo significa “Mi Dios es Jehová”. De la aldea de Tisbet, en Galilea, era amigo de la vida al aire libre (2 Reyes 1:8, 9) y gran corredor (1 Reyes 18:46). Fue un profeta, que trajo el mensaje del Señor a Israel, principalmente durante el reinado del malvado Acab y la reina Jezabel. Esta era una princesa extranjera adoradora del dios Baal y Asera. Cuando Jezabel oprimió y ejecutó a los verdaderos profetas de Dios, Elías predijo una sequía (1 Reyes 17:1) como castigo por la idolatría de Israel (1 Reyes 18:18). Durante esta sequía Elías fue alimentado por cuervos en el arroyo de Querit (1 Reyes 17:5, 6) y cuando el arroyo se secó fue alimentado por una viuda (1 Reyes 17:10-16). En un desafío en el monte Carmelo, el profeta demostró que Jehová Dios, y no Baal, era el verdadero Dios. Desafió a los profetas de Baal a que oraran a su dios y les dijo: “El Dios que responda con fuego, esa sea el Dios “. Los profetas de Baal no obtuvieron respuesta alguna. Elías luego saturó de agua el holocausto, tres veces, oró y el fuego del cielo consumió el holocausto, el agua y el altar (1 Reyes 18: 18-40). Después degolló a los 400 profetas de Baal. Jezabel, esposa del rey Acab, procuró entonces matar a Elías, y éste huyó por el desierto hasta el monte Horeb, en donde Dios lo mantuvo cuarenta días y noches (1 Reyes 19:3-9). Antes de que fuera llevado al cielo en un torbellino, Elías regreso al pueblo para elegir a Eliseo su sucesor (2 Reyes 2: 1-11).

CUALIDADES: Hombre Entendido en la Palabra, Conocedor de Dios Valiente, Ferviente y Leal a Dios, Influyente, Hombre de Oración.