DÉBORA

“LAS ALDEAS QUEDARON ABANDONADAS EN ISRAEL, HABÍAN DECAÍDO, HASTA QUE YO DÉBORA ME LEVANTÉ, ME LEVANTÉ COMO MADRE EN ISRAEL.”

JUECES 5:77

Débora, valiente, determinada inconforme ante la opresión del pueblo, se levanta y dirige a la nación hacia la victoria. Su sabiduría, determinación y temple la convierten en una ¡HÉROE DE VERDAD!

El nombre de Débora en hebreo significa “abeja”. Las Mujeres no suelen ocupar lugares de protagónicos en el Antiguo Testamento, pero Débora es una excepción espectacular. Débora fue un líder militar, poeta, profeta y juez, quién utilizó sus talentos para inspirar a Israel en una época de oscuridad. Vivió entre Ramá y Betel en el monte de Efraín, en donde juzgó a toda Israel (Jueces 4:5). El pueblo había caído en total desaliento bajo la opresión de los cananeos. Débora inspiró al pueblo y llamó a Barac para que dirigiera las fuerzas contra Sísara y los aliados de éste. Él se negó a ir a menos que la valiente Débora aceptara a unirse a la batalla. Con ella al mando, los diez mil hombres de las tropas de Israel derrotaron a un enemigo que estaba mejor equipado. El triunfo de Débora le dio a Israel como resultado cuarenta años de paz. Era madre y esposa. Su sabiduría tenía tal renombre que la gente se presentaba con sus disputas ante ellas, mientras se hallaba sentada bajo una gran palma, la palmera de Débora. Como profeta tenía la capacidad de entender el mensaje de Dios y transmitirlo a su pueblo. Era excelente poeta, a ella se le atribuye uno de los poemas más antiguos y expresivos de la Biblia (Jueces 5:1-31).

CUALIDADES: Fuerte, Firme, Sabia, Valiente, Osada, Decidida, Sensible, Mujer de Temple, Determinante.