DAVID

“JEHOVÁ SE HA BUSCADO UN VARÓN CONFORME A SUS CORAZÓN, AL CUAL JEHOVÁ HA DESIGNADO PARA QUE SEA PRÍNCIPE SOBRE SU PUEBLO.”

1 SAMUEL 13:14

David, varón conforme al corazón de Dios. Pronto en arrepentirse de sus pecados. Su amor y pasión inusual por Dios lo llevó a recibir una revelación sobrenatural levantándolo como un adorador eterno de Dios y convirtiéndolo en un ¡HEROE DE VERDAD!

David, su nombre en arameo significa “Amado”. Era el menor de Isaí de la tribu de Judá. Nació en Belén, donde pasó la juventud como pastor de ovejas de su padre. Dios envió a Samuel a ungir a uno de los hijos de Isaí como sucesor de Saúl. Desentendiéndose de los hijos mayores, ungió a David. Su talento musical y poético llegó a oídos del rey Saúl. Éste lo llevó a la corte, en donde, David trabó amistad con Jonatán, hijo de Saúl; David se casó con Mical, hija del mismo rey. Cuando en su juventud mató a Goliat, conquistó gran popularidad, pero también se atrajo la ira de Saúl, del cual tuvo que huir durante muchos años. David escribió que el Mesías se sentaría a la diestra de Dios y gobernaría para siempre: Sería el sacerdote – mediador – del pueblo ante Dios (Salmo 110) David gobernó a Judá en Hebrón siete años y medio antes de llegar finalmente al trono de todo Israel. Reinó aproximadamente de 1000 a 961 A.C. Sus triunfos incluyen: el retorno del arca a Jerusalén, la unión de las doce tribus, el establecimiento de la capital en Jerusalén, fue el padre de Salomón y Dios le mostró los planes para edificar el templo. Es el único hombre en las escrituras que se le conoce como “el corazón conforme a Dios “. Murió a los setenta años de edad, y fue sepultado en la “ciudad de David”, Jerusalén.

CUALIDADES: Fiel a Dios, Noble y Valiente, Apasionado y Ferviente, escribió muchos de los Salmos, Licencioso pero dispuesto a arrepentirse, un Hombre conforme al Corazón de Dios.