DANIEL

“PERO DANIEL MISMO ERA SUPERIOR A ESTOS SÁTRAPAS Y GOBERNADORES, POR QUE HABÍA EN ÉL UN ESPÍRITU SUPERIOR; Y EL REY PENSÓ EN PONERLO SOBRE TODO EL REINO.”

DANIEL 6:3

Daniel, Su determinación en no contaminar su corazón, no doblegar su alma ante otros dioses lo cubrió de la sabiduría y protección sobrenatural de Dios convirtiéndolo en un ¡HÉROE DE VERDAD!

Daniel, su nombre en arameo significa “Mi Juez es Él “. Joven aristócrata de Judá, fue llevado cautivo por el Rey Nabucodonosor II de Babilonia en el 597 A.C. y fue educado para el servicio del rey. Durante este adiestramiento, Daniel y sus tres jóvenes amigos decidieron no contaminar su corazón, se negaron a comer alimentos ofrecidos a los ídolos (Daniel 1:8) y pidieron que se les cambiara la comida. Otorgándoles lo que pidieron, después los sometieron a exámenes, y se halló a estos jóvenes judíos en mejores condiciones físicas que quienes comían los alimentos del rey. Daniel se hizo popular como intérprete de sueños y como vidente. Predijo el surgimiento y la caída de los imperios y la venida del Reino de Dios. Daniel ocupó un cargo de autoridad por sobre todos los hombres sabios y las provincias de toda Babilonia. Por celos e intrigas de sus rivales fue echado a la cueva de los leones debido a su fidelidad en adorar a Dios (Daniel 6:10-24). Esta intriga para librarse de Daniel fracasó por causa de la gran fe de éste. Daniel fue un profeta que hizo prosperar la causa de Dios en medio de un reinado idólatra y pagano.

CUALIDADES: Disciplinado y de Confianza, Sabio, con Discernimiento, Hombre de Oración, Obediente, Intachable, Fiel.