NOÉ

“VARÓN JUSTO, ERA PERFECTO EN SUS GENERACIONES; CON DIOS CAMINÓ NOÉ.”

GÉNESIS 6:9

Dios llamó a Noé para hacer algo especial, singular y él obedeció. Su fe y su obediencia ante lo inusual lo hacen un ¡HÉROE DE VERDAD

Noé, su nombre en arameo significa “Reposo”, “Descanso”.  Se conoce como el “Hombre que siempre anduvo con Dios”.  Hombre obediente a Dios hizo todo según lo que Él había mandado. Dios le pidió que hiciera algo que nunca nadie había hecho antes, no conociendo lo que era la lluvia, no conociendo lo que era un barco, sin embargo, Noé lo construyó. Le llevó 100 años construirlo. Lo único que Noé recibió fueron burlas y abandono de sus amigos, pero su fe ante lo que Dios le había ordenado hacer lo sostuvo. Noé supo que todo aquello que no entrara a la barca – Tipo de Jesucristo – quedaría fuera del cuidado de Dios e iba a sufrir el juicio y eso incluía a su familia lejana y amigos. Noé tenía 600 años cuando entró al arca, llovió durante 40 días y 40 noches y las aguas inundaron la tierra durante 150 días. Un día, dejó de llover, Noé corrió la ventana y vio la aurora de un nuevo día y todo olía a la gracia de Dios, más tarde apareció un arcoíris, señal del pacto de que nunca más se destruiría la tierra con un diluvio.

CUALIDADES: Justo e Intachable, Obediente, Fiel y Digno de Confianza.